lunes, 11 de febrero de 2008

Incidencia del cáncer de mama en España



En España se diagnostican cada año 15.000 nuevos casos y actualmente ya se manejan cifras que indican que una de cada 16-18 españolas tendrá un cáncer de mama.

En la franja de edad de 45-55 años, el cáncer de mama es la primera causa de muerte por cáncer en mujeres de nuestro país, por delante del cáncer de pulmón.La tasa de curación en España ronda el 60%.

En el caso de recaídas, la estimación de supervivencia es de unos 2 años de vida, lo que significa que en la realidad hay mujeres con una supervivencia corta (de menos de un año) y en otros casos esta cifra se prolonga por encima de los cuatro años.

Las recaídas en pacientes sin afectación ganglionar es del 30%, mientras que para las que tienen afectación este porcentaje varía en función del número de ganglios afectados. Si tienen más de 10 ganglios el porcentaje de recaídas se eleva al 90%.

La detección precoz, cuando el tumor no está extendido ni ha evolucionado, hace que el porcentaje de curación se eleve casi al 90%.

domingo, 10 de febrero de 2008

¿Quienes son más propensas a desarrollar un tumor?



Varios estudios han descubierto un grupo de riesgo que hacen que una persona sea más propensa a desarrollar un tumor:


  • Edad: el riesgo aumenta con la edad. La mayoría de cánceres de mama se produce sobre los 50 años; a los 60 el riesgo es más elevado y resulta muy poco frecuente por debajo de los 35 años, aunque es posible.

  • Sexo: las mujeres son las más propensas. Los hombres también pueden sufrirlo, pero la probabilidad es de uno por cada cien mujeres.

  • Antecedentes familiares: las posibilidades aumentan si una hermana, madre o hija ha sufrido esta enfermedad.

  • Haber sufrido otro cáncer: el riesgo de cáncer de mama aumenta si se ha sufrido previamente otro cáncer, especialmente de ovario o de colon, o un carcinoma lobular o ductal in situ.

  • Menopausia tardía.

  • No haber tenido hijos.

  • Obesidad: muchos investigadores indican que seguir una dieta baja en grasas y rica en frutas y verduras, así como practicar ejercicio físico de forma regular pueden ayudar a prevenir la aparición del cáncer de mama.

  • THS: investigadores indican que a partir de los 10 años con terapia hormonal sustitutiva (THS) puede aumentar el riesgo de cáncer, mientras que otros destacan que no importa.

Cuando acudir al ginecólogo



Se debe acudir al ginecólogo siempre que se note:


  • Dolor punzante en alguna parte de la mama que persiste tras la menstruación.

  • Cambios en la coloración o aspecto de la piel de la mama, con especial atención a la aparición del aspecto de piel de naranja.

  • Resaltes en la mama, hoyuelos o hundimientos de la piel o palpación de bultos que no se palpaban previamente y que persisten tras la menstruación.

  • Secreción de líquido por el pezón, fijandose en el aspecto (transparente, lechoso o sanguinolento) del mismo.

  • En general, cuando aprecie cualquier cambio en sus mamas al realizar la autoexploración mensual.

Hay que recordar que en la mayoría de estos casos, los signos o síntomas descritos anteriormente corresponden a un proceso benigno y sólo en casos mínimos a un proceso maligno.

jueves, 7 de febrero de 2008

Tratamiento del cáncer de mama



En tratamiento del cáncer de la mama precisa la combinación de diversas modalidades o disciplinas terapéuticas para conseguir un control eficaz de la enfermedad. Las modalidades terapéuticas contra el cáncer de mama son la cirugía, la radioterapia, la quimioterapia, la hormonoterapia y la terapia biomolecular. Las dos primeras actúan a nivel local, es decir sobre la enfermedad en la mama y los ganglios linfáticos y constituyen el tratamiento de elección en la enfermedad localizada no metastásica. Las restantes actúan tanto a nivel local, como general de todo el organismo, en lo que se denomina tratamiento sistémico, y se utilizan de forma complementaria al tratamiento local con cirugía y/o radioterapia o como tratamiento de primera elección en la enfermedad metastásica o diseminada.


  • Cirugía: tiene como finalidad extirpar el tumor en su totalidad. Esto será posible cuando su tamaño pequeño y su escasa infiltración lo permita. Por lo general, la cirugía se acompaña de radioterapia y /o de quimioterapia.

  • Quimioterapia: es la que se administra después de la cirugía. Su indicación depende de los factores pronóstico clásicos que son la edad, el tamaño tumoral, la afectación ganglionar axilar, el grado histológico y los receptores hormonales.

  • Radioterapia: Está indicada ante metástasis que generalmente producen dolor, sobre todo las metástasis óseas y cerebrales.

Técnica de autoexploración

Para la técnica de autoexploración mamaria no existe una técnica especial que sea mejor que otras. Cada mujer deberá buscar la forma más adecuada y que considere más fácil para realizar dicha exploración, siempre sin olvidar que lo importante es realizar esta autoexploración todos los meses y de una forma similar.


Hay que insistir en ciertos aspectos para realizar una autoexploración correcta:




  • Hacerlo justo al término de la menstruación. En caso de que la mujer sea menopaúsica lo mejor es asociarlo a algún día del mes.


  • Hay que hacerlo siempre de la misma forma, buscando el momento y situción en que la mujer le resulte más cómoda y fácil de recordar.


La mujer deberá situarse frente al espejo , con los brazos leventados y con luz adecuada. Hay que buscar zonas de enrojecimiento, resaltes o bultos así como hundimientos. También hay que fijarse en el aspecto de la piel.



La palpación se hará siempre con la mano contraria al pecho que va a palpar y se hará con la yema de los tres dedos medios.



Una vez se ha terminado se bajan los brazos y se palpa la axila para detectar la posible presencia de bultos.

Reproducción del cáncer de mama

video

Tipos de cáncer



Existen varios tipos de cáncer de mama que se clasifican según si comienzan en los lobulillos o en los conductos y su apariencia microscópica, estos son:




  • Carcinoma "in situ": se limita a los lobulillos o a los conductos sin invandir el tejido adiposo, por lo que hay dos tipos:

-Carcinoma lobulillar in situ (LCIS): También llamado neoplasia lobulillar, comienza en los lobulillos, pero no penetra más allá de las paredes de los mismos.

-Carcinoma ductal in situ (DCIS): Las células cancerosas que están dentro de los conductos no se propagan a través de las paredes de los mismos al tejido adiposo de la mama.

  • Carcinoma ductal infiltrante: comienza en un conducto lácteo del seno. Las células cancerosas atraviesan la pared del conducto e invaden el tejido adiposo de la mama. Pueden invadir los canales linfáticos o vasos sanguíneos de la mama y propagarse a otras partes del cuerpo.
  • Carcinoma lobulillar infiltrante:este cáncer comienza en las glándulas mamarias. Al igual que el carcinoma ductal infiltrante, se puede propagar desde la mama a otras partes del cuerpo.

Además de estos existen otros tipos de cáncer pero su incidencia es muy baja. Estos tipos son los más comunes siendo el ductal infiltrante el que más se produce, entre un 65 y un 80%.